(BPT) - Ser adulto es un comportamiento aprendido que requiere práctica. Un paso importante hacia la adultez es crear inteligencia financiera y nunca es demasiado pronto para empezar a adquirirla. Con esta guía, los estudiantes que se preparan para graduarse en la vida real podrán dominar el arte de ser adulto paso a paso. De hecho, tomar el control de como manejan el dinero desde ahora garantizará mayor seguridad financiera a lo largo de su vida.

Ingredientes de la educación financiera

'Nunca es demasiado temprano para iniciar su propia camino fianciero. Una de las formas más fáciles para ayudar a loslos padres a enseñarle a sus hijos sobre el dinero es abrirles una cuenta bancaria, como la Chase High School Checking o Chase College Checking', asegura Matt Gromada, Director Gerente y Jefe de Banca Familiar, Estudiantil y de Principiantes de Chase. 'Abre la puerta a conversaciones importantes y a escenarios del mundo real sobre los conceptos básicos de las finanzas, desde el gasto y el ahorro hasta los puntajes de crédito. Cuando tienes estas conversaciones regularmente, puedes preparar a tu hijo para un futuro financiero sólido'.

Para ayudarte a comenzar esa trayectoria financiera, he aquí tres cosas importantes que los 'aspirantes a adultos' querrán considerar:

Los ahorros son seguridad: Ahorrar es la base de la seguridad y la independencia financiera. Empieza por apartar dinero con regularidad, aunque sea una pequeña cantidad, porque nunca es demasiado pronto para empezar a ahorrar y nunca es demasiado poco para empezar a hacerlo. Empezar a ahorrar desde joven se convertirá en un hábito que creará un fondo de emergencia más rápido de lo que piensas. Un fondo de emergencia puede ofrecer tranquilidad a la hora de afrontar costos inesperados a medida que creces, como una reparación de automóvil o gastos médicosrepentinos. La forma más fácil de formar el hábito del ahorro en un hábito es mediante la automatización. Chase Autosave te permite programar transferencias automáticas repetidas de una cuenta de cheques Chase a una cuenta de ahorros Chase. Esta simple transacción puede ayudarte a crear un fondo de emergencia sin pensarlo dos veces.

Comienza a presupuestar: Un presupuesto, o un plan financiero básico para tu dinero, puede ayudarte a comprender tus gastos y vivir dentro de tus posibilidades. Para crear tu presupuesto, necesitas saber cuáles son tus ingresos, gastos y cuánto quieres ahorrar. Chase simplifica ese proceso con hojas de trabajo de presupuesto disponibles para todos. Anota tus ingresos y gastos recurrentes para ver adónde va tu dinero cada mes.

Conceptos básicos del crédito: Los adultos pueden establecer y crear un buen crédito administrando sus finanzas sabiamente. Tener y mantener un puntaje de crédito e historial sólidos es crucial. Por ejemplo, el puntaje de crédito es una consideración clave al comprar un automóvil o una casa. Su puntaje se basa en la responsabilidad con la que administra su crédito. Los principales elementos para asegurar un buen puntaje de crédito son pagar tus facturas a tiempo, la duración que ha tenido un historial de crédito, y la cantidad y el tipo de cuentas que tienes. Los prestamistas potenciales usarán esta información para determinar tu riesgo de crédito. Aprender los conceptos básicos del crédito y cómo mejorar tu puntaje desde el principio, te preparará para el éxito futuro cuando desees realizar compras más importantes. Chase facilita el seguimiento de tu crédito con Credit Journey, que ofrece supervisión gratuita de crédito e identidad, incluidas alertas para avisarte si tu información financiera ha sido objeto de una filtración de datos, o expuesta en la web oscura.

Con la vista puesta en tu futuro, estos tres elementos constituyen un punto óptimo para iniciar tu trayectoria financiera. Domina estos conceptos básicos y estarás bien encaminado hacia una 'adultez' exitosa.